Devocionales Diseños Cristianos Videos Inglés ¿Quién es Richy?

Árticulos con la Palabra ‘Reflexiones Cristianas

El rompecabezas

13 2011

“Al que puede hacer muchísimo más que todo lo que podamos imaginarnos o pedir, por el poder que obra eficazmente en nosotros.” Efesios 3:20 (Nueva Versión Internacional).

Las piezas de un rompecabezas por separado no expresan mucho, sino solamente una parte de lo que será un todo. Cuando los hijos de Dios reciben un proyecto o sueño del Todopoderoso, ellos lo reciben como un rompecabezas totalmente armado. Moisés recibió de parte de Dios que él sería el caudillo que libertaría al pueblo de Dios, no obstante él no supo en el momento cómo iba a realizar esto, sino que una a una fueron armadas las piezas del rompecabezas. David sabía que había sido ungido para ser rey de Israel, pero en la consecución de esa meta, las piezas del rompecabezas muchas veces no tenían sentido con la misión que recibió de parte de Dios. Pero él se mantuvo fiel a Dios y un día las piezas formaron lo que se le había prometido, llegar al trono. Juan el bautista fue llamado a predicar en el desierto, después de muchísimos años de que Dios no había levantado algún profeta. Predicó arrepentimiento de pecados y conversión  verdadera. Lo hacía de una manera poca ortodoxa, no obstante fue la última pieza del rompecabezas antes de que Jesús se manifestará al mundo como el Mesías.

Si Dios te ha dado un sueño, o una misión, da por seguro que será así cómo Él te lo ha mostrado. Aunque por el momento solo veas piezas de ello. Si Dios te da pieza por pieza de tu vida es para que cada parte la disfrutes, y no para qué te “rompas la cabeza” tratando de descifrar cómo va poner todas las piezas juntas. Esa es Su tarea, y la tuya disfrutar lo que Él te da y darle gloria por ello.

No te afanes por descubrir cómo van a embonar las piezas del rompecabezas, mejor disfruta cada día que Dios te permite vivir y dale honra disfrutándolo. No olvides que ya tienes la mejor y más importante pieza del rompecabezas: a Jesús. Y aunque cualquier otra pieza  te faltase con Él te es suficiente.        

Disfruta todo cuanto Dios te da, no te “rompas la cabeza”.

Autor: Richy Esparza

Escrito para:   www.devocionalesderichy.com -  www.devocionaldiario.com  – http://cristodavida.com

Bookmark and Share

Content on this page requires a newer version of Adobe Flash Player.

Get Adobe Flash player

“Fue en Antioquía donde a los discípulos se les llamó “cristianos” por primera vez.” Hechos 11:26 (Nueva Versión Internacional).

Si definimos el nombre de Cristo, sería: El Ungido. Esto porque en la dinastía de los reyes de Israel se ungía con aceite a los que estarían sobre el trono. Pero en el caso de nuestro Señor Él no solamente fue ungido como Rey de reyes, sino que se le ungió con el Espíritu de Dios (Mateo 3:16). Entonces aquellos que tenemos el gran honor de ser llamados cristianos, su significado sería algo así como: los ungidos. Al igual que nuestro Señor Jesús fuimos ungidos, no con aceite, mas con el Espíritu Santo, quien nos hace ser diferentes. Él es quien realiza la obra de Dios en nosotros y nos capacita para servir a nuestro Ungido, a Jesús.

En la antigüedad cuando se ungía y levantaba un rey, éste no solamente recibía los beneficios del reino, sino que tenía que prepararse con sabiduría, y si era ungido por Dios también tenía que consagrarse a Él. Un rey en la antigüedad para prosperar debía de juzgar con juicios justos y buscar el bienestar de su pueblo antes del suyo. Así como nuestro Rey Jesucristo, dejó a un lado Su trono para descender a un mundo caído para salvarnos. 

Cuando fuiste salvo, en ese momento el Espíritu Santo comenzó a habitar en ti (Gálatas 3:27). Aunque quizás no palpaste manifestaciones místicas, desde ese momento Jesús te ungió con el mejor aceite para que reines aquí en la tierra. Estás revestido de Él para reinar. Y la forma de reinar es extendiendo Su reino, en el cual debes manifestar Su amor y salvación.

¿Estás haciendo uso debido del linaje que recibiste cuando fuiste salvo? Tienes el gran honor de ser llamado “cristiano”. En ti está todo lo que necesitas para reinar de la manera que Dios quiere, solo pídele al Espíritu Santo que te guie, y Él te enseñara todas las cosas (1 Juan 2:27). Vive una vida digna de ser llamado cristiano.

Fuiste ungido por el Dios Altísimo para reinar.

Autor: Richy Esparza

Escrito para:   www.devocionalesderichy.com -  www.devocionaldiario.com  -http://juventudencristo.com

Bookmark and Share